Perfumando amaneceres

Hicieron del presente un hueco del pasado,
oliendo a naftalina y sabor a ron pálido,
cuidando que el invierno no adormezca sus pasos
tararean las notas de un lánguido tango.

Dejándose llevar por Zacatín abajo
les acogió Bibrambla en su frío regazo,
recolectaron sueños, se fueron acercando
y entraron en ‘La Tertulia’ cogidos del brazo.

Sentados frente a frente vaciaron sus vasos,
brindando por aquellos que quedaron lejanos,
cada mirada oculta el anisado milagro
de recobrar los años que se marchitaron.

Beben versos con soda, y riman ‘tinto’ con ‘blanco’,
sabios poetas nacidos del hiperespacio,
recuperan paso firme sobre lo ya pisado
apareando ideas con los apuntes de un clásico.

Son los que ya partieron, los que continúan llegando,
perfumando amaneceres con flores de plástico…
son los de Filipinas, son los del Álamo,
son los que resucitan al hombre del saco.

© Antonio Fernández Ferrer, de En el Remanso de tu Oasis. 2002.
* Poema musicalizado por Esteban Valdivieso en su CD Fumar en Berlín: Ver en “YOU TUBE”  Perfumando amaneceres