El lenguaje músico-poético

list_640px

Según el investigador y pedagogo Fernando González Lucini “el nacimiento de poetas y cantores que, haciéndose voz de un pueblo no resignado a enmudecer bajo el silencio de la censura de la dictadura española, decidieran cantar en libertad para contagiar su ilusión y esperanza, asumiendo la poesía cantada como un “arma cargada de futuro” como decía Gabriel Celaya, hizo que se contribuyera de forma definitiva al despertar de la conciencia democrática y crítica de la ciudadanía”.

Partiendo de estas premisas intentaré desarrollar una serie de aproximaciones a los distintos paisajes en los que surgió en nuestro país la denominada “canción social”, o “canción protesta”, “o canción testimonial”… cualquiera de estos conceptos podría aplicarse a su realidad. Fundamentalmente en las áreas urbanas fueron apareciendo cantautores que, en la década de 1960, eclosionarían creando diversos movimientos, cuyas características pueden ser divididas, a grandes rasgos, en las siguientes:

  1. Se realiza una fuerte oposición política a la dictadura, reivindicando la falta de libertades y el ansia por alcanzarlas.
  2. Se busca la rehabilitación del folklore y las tradiciones asfixiadas por el franquismo. Frente al centralismo de Madrid nacen culturas musicales que ponen de relieve la importancia de las distintas identidades culturales no castellanas. Ejemplo de ello será la Nova Canço catalana en Cataluña, Voces Ceibes en Galicia o Ez Dok Amairu en País Vasco.
  3. Utilización de la poesía de autores clásicos de la literatura española. Durante los sesenta y setenta los cantautores usarán la poesía de Antonio Machado, Rafael Alberti o Miguel Hernández entre otros muchos para cargar de belleza sus canciones, con un lenguaje claro capaz de conectar con el público, “sin distorsiones al oyente”.
  4. Uso de la metáfora para burlar la censura franquista. Este es uno de los más claros ejemplos de cómo la canción protesta disfrazó sus letras mediante bellas metáforas para realizar fuertes críticas a la dictadura. Al alba, de Luis Eduardo Aute, es una de las mejores pruebas.
  5. A las características anteriores se les añaden otras destacadas por Vázquez Montalbán como ser canciones breves de fácil recepción, acompañadas de estribillos y ritmos atrayentes, emotividad de la música y la letra y sencillez de estas, para llegar al máximo número posible de personas.

Así pues, en un contexto en el que se demandaba -tanto por exigencias internas como internacionales- una mayor libertad cultural y mejoras económicas, van apareciendo diversos movimientos en la escena de la canción protesta que lograrán consolidarse como un claro componente de la escena antifranquista, contribuyendo así a su desaparición a finales de los setenta.

Podríamos situar, sin temor a equívoco, que la canción social surge a mediados de los 50 del pasado siglo con un  cantante fundamental: Paco Ibáñez que, exiliado en París, comienza a musicalizar poemas de Lorca, animado por su amigo George Brassens. En 1959, en Valencia, un joven universitario de 19 años: Raimon, compone “Al vent” una canción que se convertiría en un claro símbolo de la lucha por la libertad, y que sería referente imprescindible en la década de los 60. En 1962, en Madrid, surge la figura del poeta y activista Chicho Sánchez Ferlosio, autor de “Gallo rojo, gallo negro” (Cuando canta el gallo negro es que se acaba el día, si cantara el gallo rojo otro gallo cantaría), y del breve poema “Yo soy un moro judío que vive con los cristianos, no sé qué dios es el mío ni cuáles son mis hermanos”.

Mientras, en Cataluña, surge el movimiento músico-poético Nova Cançò, con reivindicaciones lingüísticas y políticas, con figuras tan relevantes como Pi de la Serra, Guillermina Motta, Lluis Llach, Joan Manuel Serrat… a los que también se une la mallorquina Maria del Mar Bonet.

Paralelamente, a principios de los 70 van apareciendo distintos movimientos y cantantes sociales por toda la geografía española: Labordeta en Aragón, Cecilia e Hilario Camacho en Madrid, Juan Carlos Senante y Taburiente en Canarias, Victor Manuel en Asturias, Voces Ceibes en Galicia, Poesía 70 y Manifiesto Canción del Sur en Andalucía….

Desde una perspectiva formal la canción social fue un género que participó –y sigue participando- de la poesía y de la música, sin ser subsidiaria de ninguna de ellas, sino una síntesis. Un género en el que la palabra se hizo música en dos direcciones: a través de la musicalización de nuestros grandes y reconocidos poetas, y de la creación de canciones con textos poéticos originales del cantante. Es así como se acuña el término de “cantautor”.

Otro rasgo que define al género de canción social o de autor de los años 60 y 70 es su carácter de movimiento aglutinador y solidario. Fue un movimiento desarrollado por colectivos, en los que la idea del “yo” era indisoluble de la idea del “nosotros” (F. G. Lucini). Ese principio pudo sostenerse durante algunos años, pero más tarde, sobre todo tras la llegada de la democracia y la muerte del dictador, provocaría la desarticulación de los grupos y, en consecuencia, el mantenimiento de individualidades artísticas, y la desaparición de creadores que, bien por voluntad propia o forzados por las circunstancias, dejaron de cantar y componer canciones.

La canción protesta fue disminuyendo su intensidad a partir, fundamentalmente, de 1978. La consolidación de la democracia y la victoria del PSOE en 1982 indujeron un cierto sentimiento de desencanto político en algunos sectores a mediados de la década al confirmarse que muchos de los cambios que se esperaban con un gobierno socialista no se estaban produciendo. Es la época de la reconversión industrial de Felipe González, de la espiral de violencia terrorista y las movilizaciones obreras. La insatisfacción del cambio en algunos intelectuales de la canción protesta era evidente, más al ver que la muerte de Franco no produjo una transformación radical de la situación española. En todo caso cabe afirmar que la canción protesta no fue sino un intento de ofrecer, mediante la exposición en realidad más de unos ideales que de un ideario coherente y fuertemente arraigado en la cultura política de los españoles, una alternativa a la situación de penuria intelectual, social, vital incluso, que consumía a la gran mayoría de los españoles, como diría Patxi Andión, “muertos en cárcel de paz”. En definitiva, se puede afirmar que la canción protesta contribuyó a regenerar el panorama cultural de la España de los años sesenta y setenta, motivó el auge de la protesta social y ayudó a crear amplios movimientos culturales por toda España, que significaron, y significan, un claro referente de la lucha antifranquista.

A partir de los años 80 la mayor parte de los colectivos que hemos enumerado anteriormente han desaparecido y comienza una nueva etapa en la creatividad de cantantes y grupos musicales que, por supuesto, coexisten con cantautores que siguen fieles a los principios de composición musical y poemas. Aparecen entonces las figuras del “cantautor urbano” y el “cantautor poeta” con Joan Bautista Humet, Joaquín Sabina, Javier Krahe, el polifacético Luis Eduardo Aute, Antonio Vega, la canaria Rosana, Kiko Veneno, Pedro Guerra, Antonio Vega, Manolo García…. junto a cantautores que hacen de España su tierra de adopción, como los casos del uruguayo Jorge Drexler, el argentino Andrés Calamaro, la danesa Christina Rosenvinge…Es una nueva forma de acercarse a la realidad de un país que ya disfruta de la democracia en su plenitud y en el que el mensaje sociopolítico comienza a quedarse obsoleto.

Luis Pastor escribe sobre esta década de la conocida movida los siguientes versos: «La democracia es la pera… / Clásico cantautor, a tus trincheras / con corona de laurel / y distintivo de honor / pero no des más la lata, / que tu verso no arrebata / y aquel tiempo ya pasó».

__________________________________________________

© Antonio Fernández Ferrer, Marzo 2019.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s