En el ocaso de un sueño

1280_1024_20100301125425442450

Algún día, en cualquier parte, te encontrarás a ti mismo, 
y esa puede ser la más feliz o la más amarga de tus horas. (Pablo Neruda)

 

No hay final encubierto en mis sueños,
ni principio alguno que los invoque.
Hay incrédulas figuras entre brumas,
que cuestionan la causa de su presencia
en la irrealidad de mi fantasía.

Hay reclamadas inquietudes en mis sueños
que transitan errantes cada noche,
conformando un séquito
de impersonales camaradas,
devotos perpetuos de mi escogida soledad.

No hay fantasmas ni plegarias en mis sueños,
solo un turbador nirvana, como sigiloso espectador,
siempre presente en la habitación contigua.

____________________________________

© Antonio Fernández Ferrer, 2017

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s