De la ficción a la realidad

trucli

Cuando escribí las líneas que a continuación transcribo, allá por noviembre de 2015, no podía imaginar ni por asomo que pudieran tener -al cabo de un año y dos meses- el menor atisbo de parecido con la realidad. Al mes siguiente las incluí, como relato, en mi manuscrito sobre breves historias dialogadas que, en enero de 2016, se convertirían en el libro Monodiálogos frente al espejo, publicado por Editorial Nazarí. Nunca me he considerado un escritor visionario, ni ha sido mi intención oficiar de profeta sobre asunto alguno pero he de admitir que, tal vez, aquel día otoñal de noviembre, alguna musa vaticinadora debió tomar posesión de mi mente o de la de mi otro yo desconcertado. El caso es que el presente ha tomado forma y aquellos augurios disparatados y de ficción, escritos casi a vuela pluma, se han hecho tangibles, muy a mi pesar:

WHITE HOUSE

—Ya está en marcha la carrera por conquistar, de nuevo, la Casa Blanca. Si hace treinta y tantos años sorprendía la llegada de un actor —mediocre, eso sí— de Hollywood, en estos últimos tiempos va tomando visos de realidad la irrupción de un magnate de las finanzas: Donald Trump. Hoy día en los States, como a ellos les gusta ser conocidos, una gran pluralidad de personas se denomina “independiente”: campo abonado para este tipo de arribistas. Sus posiciones políticas combinan las ofertas de los partidos existentes (demócrata y republicano), así que no compite contra nadie, sino que se oferta a sí mismo como el fiel protector del estado del bienestar… y a mí eso me produce cierto desasosiego que roza, aunque sea de soslayo, el miedo al porvenir. 

—Vamos a ver, seamos objetivos… Según he leído, este individuo amasa una fortuna cercana a los 8000 millones de dólares USA; es enemigo acérrimo de la comunidad mexicana en Estados Unidos; critica y subestima el avance chino en la economía mundial; ha promovido argumentos que niegan la existencia del cambio climático producido por el ser humano, diciendo que el calentamiento global es un “engaño”, y que es un concepto «creado por y para los chinos para hacer que el sector manufacturero estadounidense pierda competitividad»; ridiculiza a la administración de Obama llamándola débil y corrupta, especialmente sus acuerdos con otros países y pueblos; censura la ineptitud general del Gobierno y menosprecia el control sobre las empresas.

—O sea, que este populista multimillonario podría ser el próximo presidente de EEUU…

—Bueno, visto así, y con los “avales” que presenta este personaje… también cabe la posibilidad que le diera la presidencia a Hillary Clinton. Who knows?

_______________________________________

© Antonio Fernández Ferrer, 22 de enero de 2017. ‘White House’ está incluido en «Monodiálogos frente al espejo» (págs 33 y 34) Ed. Nazarí, enero de 2016.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s