Noche mágica en Albuñuelas

1

A mi amigo Colin Bertholet

El pasado mes de septiembre, concretamente el día 17, compartí momentos de risas incontroladas, hilarantes anécdotas y surrealistas historias con personas muy cercanas como Luis, Félix, Toñi, Charo y Adelina en un nuevo espectáculo titulado “¡Como en casa ni hablar!” de mis admirados Faemino y Cansado en el Teatro Isabel la Católica de Granada.

Después de una larga ovación final a su memorable actuación y de camino a la salida del patio de butacas mi cuñada Charo nos sorprendió con un breve comentario: “Acaba de dejarme un whatsapp mi hija Laura comentando algo sorprendente. En la calle os lo cuento”.

Ya en la Acera del Casino, a eso de las 11.30 de la noche, los cinco formamos un corro a su alrededor deseosos de conocer el enigmático mensaje de mi sobrina que, literalmente, decía así: “Me acaban de decir que en las Albuñuelas hay un acontecimiento musical increíble con productores y grupos ingleses y se espera que asista Paul Mac Cartney. Lo sabe muy poca gente”.

Los ojos de mi hermano Luis se abrieron hasta el infinito buscando los míos, incrédulos ante la noticia mas dejando entrever ese rictus que nos provoca la duda. “No es posible. Se hubiera filtrado por prensa, se hubiera comentado….pero…¿y si…? ¿qué perdemos si…?.” El sexteto se quedó sin palabras y nuestras miradas se entrecruzaban intentando encontrar una respuesta ante esa extraña situación… “¡¡Nos vamos!!”

Fuimos hasta el parking de Puerta Real y nos subimos en los dos coches en dirección a Albuñuelas. Son 38 kilómetros y no había otro plan alternativo para pasar el rato, así que nada perdíamos y, al menos, conoceríamos esa zona cercana a Dúrcal, Cónchar y Saleres, y además…¿y si…? La duda seguía corroyendo nuestras mentes…

Tras media hora conduciendo y al llegar a un lugar conocido como La Loma vimos una zona en la montaña en la que se adivinaba una enorme casa y terreno colindante totalmente iluminados con grandes focos y luces de diversos colores como una gran discoteca en la distancia…Mi hermano espetó: “¡¡Ahí está!!” El par de coches parecían predeterminados, con o sin nuestro permiso, a llegar a esa impactante visión en aquella oscura noche. Al llegar al pueblo de Albuñuelas observamos a un todo-terreno parado, con las luces traseras en posición de intermitencia y aparcamos junto a él. Una pareja de ingleses nos preguntó: “You know how to go up there?” (¿Sabéis como se sube allí?). Yo no pude contenerme y les pregunté: “What are you both looking for?” (¿Qué buscáis vosotros dos?). Me quedé esperando la respuesta que todos deseábamos oír y ese par de segundos se nos hicieron interminables. “Youth has invited us to the festival” (Youth nos ha invitado al festival.)

¿Youth? ¿Qué o quién era Youth? Nuestra inquietud y nuestro interés fue en aumento cuando el acompañante del inglés nos comentó que ya lo había localizado por su GPS, y nos indicaron que les siguiéramos. Allá fuimos detrás del Range Rover con matrícula británica y volante a la derecha.

Después de una decena de angostas curvas llegamos a una enorme explanada repleta de coches y autocaravanas, con varios vigilantes identificados que nos indicaron con sus linternas sitios para aparcar. Al salir de nuestros vehículos, a un kilómetro más o menos, se nos mostró majestuoso un gran caserón del que emergía una potente y poderosa música, estilos entremezclados de reggae, hip-hop, rock, blues, heavy…. Varios escenarios con una espectacular iluminación se presentaban ante nosotros.

Y de nuevo doce ojos atónitos, escépticos y recelosos volvían a examinarse y a preguntarse “¿Esto qué es?”.

Comenzamos a andar hacia aquella especie de ovni gigantesco y musical acompañados por otras personas, todas ellas de habla inglesa acercándonos paulatinamente a lo que se adivinaba como puerta de entrada al festival que nos habían comentado. Me retrasé unos pasos de mi gente para intentar captar algo de lo que hablaban nuestros efímeros y anglófonos compañeros de ruta hacia lo desconocido, y acerté a coger una frase al vuelo de lo que conversaban: “As we haven´t got invitation if any problem arise at the entrance just say Margaret send us. Ok?” (Ya que no tenemos invitación si hay algún problema en la puerta decid que nos envía Margaret).

Me apresuré a comentarlo con los míos y al llegar a la entrada el encargado de revisar y autorizar al personal nos preguntó si teníamos invitación a lo que yo le respondí que Margaret nos había dicho que podíamos asistir. Nos observó uno a uno como investigando si teníamos pinta de sospechosos de algo, y a continuación, nos hizo firmar un papel que, en resumen, informaba que la organización del evento no se hacía responsable si alguno de nosotros se comportaba indebidamente. Finalmente nos colocó, uno por uno, una pulserita que llevaba escrito “PURETONE RESONATE FESTIVAL 2016”. Ya estábamos dentro.

2

Una ingente cantidad de personas se repartía en tres ambientes musicales diferenciados, mucha movida alternativa y multilingüe, ‘puretas’ de largas y canosas melenas, rastafaris varios sacados de su hábitat natural, individuos anclados en el flower-power de los 60, psicodelia, glam rock, new rave y todo aderezado por penetrantes efluvios a maría, cannabis, cáñamo indiano… Allí, en medio de esa heterogénea vorágine, fuimos deambulando durante un buen rato, husmeando y rastreando algún tipo de pista que nos condujera hacia nuestro objetivo ‘maccarniano’. Ni rastro.

Pedimos unas cervezas y comenzamos a recorrer las diferentes estancias de aquél enorme caserón donde, en cada rincón, se iban sucediendo escenas de lo más variopinto: grupos de meditación, parejas homos y heteros confiándose secretos inconfesables, canciones inglesas flotando en el aire y, sobresaliendo de forma esporádica pero constante, una figura alta, fuerte, con rubias rastas setentonas y voz potente que parecía controlar todo lo que se iba ‘cociendo’ en esa amalgama de acontecimientos.

martin-glover-new-size

Todos le llamaban Youth y, tras preguntar a algunos de los presentes, era el organizador del evento, dueño de aquella enorme mansión. Me contaron que Martin Glover (su verdadero nombre) era un legendario productor musical y bajista del grupo Killing Joke. Ha producido a grupos como Kool and the Gang, Texas, Dido, Erasure, Bananarama, Blue Pearl, Guns & Roses, y solistas como Maria McKee, Tom Jones, Marc Almond y…¡¡¡¡Paul Mc Cartney!!!!

No pude resistirme a acercarme a la persona que me había hecho esa confidencia con la intención de tener -¡por fin!- una respuesta definitiva a nuestra extraña y mágica aventura. Y así lo hice.

Me senté junto a él, un hombre enjuto, cercano a las siete décadas, rostro castigado por mil correrías, surcado por marcadas arrugas y adornado por varios piercings en ambos lóbulos de sus orejas. Se asemejaba a Iggy Pop pero con ojos marrones. Sin pensarlo dos veces mantuvimos el siguiente diálogo:

“Excuse me, I have already seen Youth downstairs near the recording studio, but I would like to ask you another question, if you don´t mind.”

“Go on, mate. Nothing to do right now.”

“Is any important person coming here tonight?”

“Oh, there a lot of remarkable people all around this place. You see that man with beard at the bar? He is a composer and plays the electric guitar with The Egg. That woman next to him sings with Dub Trees, those two over there, with black caps, play percussion instruments in Tripswitch….”

“Sorry, but I´m referring to an icon, a myth….”

“Ja, ja….Just another one expecting Mac Cartney, ja, ja. To tell you the truth no, he is not coming, for sure. But, in fact, he came to Youth´s house two months ago, and recorded a pair of songs in the studio. Nobody knew it, he only spent three hours with two musicians. You know how these things are…after that, many people think they are going to have a ‘close encounter’ with him, ja, ja, ja. Not tonight, mate, not tonight.”

(“Perdona, acabo de ver a Youth abajo en el estudio, pero si no te importa me gustaría hacerte una pregunta” “Adelante, colega, no tengo nada que hacer” “¿Va a venir alguien importante esta noche?” “Bueno, hay mucha gente importante por aquí. Mira, aquél de la barba en la barra es compositor y guitarrista del grupo The Egg. La mujer de al lado canta en Dub Trees, aquellos dos con gorras negras son percusionistas de Tripswitch….” “Perdón, pero yo me refiero a un icono, a un mito….” “Ja, ja, ja. Otro que está esperando a Mac Cartney, ja, ja. En serio, no, no viene, te lo aseguro. Pero te diré que vino hace dos meses a esta casa, grabó un par de canciones en el estudio. Nadie lo sabía, sólo estuvo 3 horas con un par de músicos. Pero ya sabes como son estas cosas…desde entonces, mucha gente piensa que se va a encontrar con él por aquí, ja, ja. Esta noche no, colega, no.”)

Ya estaba claro, no sería esa noche, definitivamente. Me despedí de aquel personaje peculiar, llamado Nigel, con una cómplice sonrisa y un apretón de manos, y acudí a mi grupo a informar de la conversación. La duda ya estaba despejada, pero la noche no tenía porqué dejar de ser mágica, única y especial.

4

Bajamos de nuevo al estudio (flanqueado de discos de oro y platino, portadas de elepés dedicados, fotos de Culture Club, U2, Pink Floyd…) donde, grupo tras grupo, solista tras solista, iban grabando uno o dos temas, con Youth como maestro de ceremonias, manejando una gran mesa de mezclas y rodeado de toda clase de instrumentos, algunos de lo más curioso. Un placer para la vista y el oído poder asistir, en silencio, a esas grabaciones espectaculares.

Cerca de las 4 de la mañana decidimos dejar atrás ese asombroso y surrealista lugar, un poco cariacontecidos sí, pero satisfechos de haber protagonizado y compartido -junto a todo aquel maremágnum de canciones, insólitos entes, músicos, creadores y numerosos artistas- una irrepetible, cautivadora y fascinante aventura nocturna difícil de olvidar.

Otra vez será. No perdemos la esperanza, dear Paul.

_______________________________

© Antonio Fernández Ferrer, 22-12-2016

Anuncios

2 pensamientos en “Noche mágica en Albuñuelas

  1. Que noche la de aquel día hermano !!
    Y que bien recreada por tu mano
    Un abrazo.
    Paul, desde Old friends, Beatles forever

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s