Con Lorca en Valderrubio

17 julio 2015

Fue una noche mágica, cargada de versos y canciones. La casa de Lorca blanqueando gacelas y casidas, abriendo y plegando alas al viento con silencios entrecortados. Y en las alturas, muy cerca del infinito, se adivinaban las notas de un piano lejano acompañando a la Argentinita, custodiada por cuatro muleros en la distancia. En Valderrubio, en la casa Frasquita Alba, parió Federico una de sus obras más emblemáticas: “La casa de Bernarda Alba”. Muy cerca de allí, en la Fuente de la Carrura, el poeta oyó a unas mujeres mientras lavaban hablar de los problemas de fertilidad de otra, lo que le inspiró para escribir “Yerma” y algunos de sus personajes se basan en escenarios y gentes de los alrededores.

El pasado viernes 17 de julio de 2015 de nuevo se obró el milagro del reencuentro. Poesía y canción de autor se fundieron en una amalgama de sensibilidad, ternura y emoción, en la que fueron desgranándose sentimientos y evocaciones.

Noche de guitarra, noche de versos robados al aire, noche de lorquianos recuerdos:

La guitarra hace llorar a los sueños.
El sollozo de las almas perdidas, 
se escapa por su boca redonda.

Y como la tarántula teje una gran estrella

para cazar suspiros,
que flotan en su negro aljibe de madera
.

_______________________________

© Antonio Fernández Ferrer

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s