Sueños con vida propia

jl

PRESENTACIÓN DE JOSÉ LUIS LÓPEZ ENAMORADO
DEL LIBRO “DESDE EL PUERTO DE LA UTOPÍA”
EN EL ATENEO DE MÁLAGA

«Buenas tardes. Gracias por vuestra asistencia a la presentación del libro de Antonio Fernández Ferrer “Desde el puerto de la utopía”, publicado por Editorial Nazarí.

La utopía es, como dice el filósofo francés Paul Ricœur, repudio de lo existente, en tanto que nos es inadecuado, en tanto que no debiera ser. No hay que confundir utopía e ideología. Como afirmaba Karl Mannheim, y repite Ricoeur: La ideología es la justificación de lo perecedero, mientras la utopía siempre ha tenido que ver con el sueño de lo que debe y puede llegar a ser real.

En esta misma línea filosófica, creo yo, quisiera traer aquí una reflexión mía sobre unas palabras pronunciadas por mi nieta Ainhoa hace dos veranos, cuando ella tenía nueve años… todo un ejemplo de observación. Tomábamos un helado en una terraza de la playa y ella rompió el silencio diciéndome: “Abuelo, los sueños… ¿tienen vida propia?”. Esta frase me hizo pensar que  ciertamente avanzamos por la vida trabajando nuestros propios sueños, unos más gratos que otros pero con vida propia sin duda aunque no tengamos muy claro si son utópicos o no. Descubrimos si pertenecen o no a la utopía cuando nos despiertan del sueño y nos encontramos con una realidad muy diferente a la deseada. Muere una vida soñada y nos enfrentamos a una nueva vida a la que incorporaremos nuevas intenciones con la esperanza de que no nos despierten nunca de esta nueva vida soñada.

Cada ciudadano viaja con sus propios sueños cuidando que nadie se los pise, intentando compartirlos para conseguir más seguridad, más estabilidad. Pero a su vez encuentra los impedimentos de otros sueños de diferente diseño e intencionalidad que persiguen lo mismo, esto es, compartir para alcanzar mayor poder. Así se mueve el mundo. Sueños contra sueños, unos con despertar de sobresalto, otros despertando con la sonrisa de la seguridad, otros de sueño eterno que no encuentran el modo de despertar y se entregan a un eterno sinfín sinsentido.

Cada sueño ha de tener su interpretación que encontraremos cuando analicemos las circunstancias en las que se desarrolla y estudiemos a los personajes que se mueven en él.

Si me lo permitís, se me ocurre pensar que esto es lo más parecido a un artículo de opinión. Ante un sueño o circunstancia concretos que se produzca, alguien repara en ellos porque le agrada o porque advierte irregularidades en sus razones o contenidos. Entonces, ayudado por sus propios conocimientos y consultando otras razones parecidas, analiza la circunstancia y pone, a su modo de ver, las piezas en su sitio. Comparte esa circunstancia-sueño si es parecida a la suya para ampliar su espectro o, si le es ajeno, procura destapar sus irregularidades para despertarlo, para tratar de debilitarlo.

83

Hoy presentamos el libro “Desde el puerto de la utopía” que recoge unos cuantos razonamientos de su autor, nuestro querido amigo Antonio Fernández Ferrer. Un libro que pasea por la historia que se está escribiendo con los sueños de todos y que a todos nos afecta, desde ventanas diversas como la poesía, la prosa o los artículos de opinión.

El factor principal de la comunicación es el hombre…como parte integrante de la sociedad. El hombre ha de convertirse en un ser comunicante para compartir sueños, intereses, ideales y conocimientos con sus semejantes y tratar de hacer realidad la utopía.

Un medio para llevar a cabo esta empresa lo encontramos en el blog. Un blog es una herramienta de información o de divulgación muy personal. No es un diario en el que anotar pormenores personales. No participa en él más que una persona, aquella que tiene la titularidad y la responsabilidad de lo que en el blog se vuelque.

Internet nos acerca con inmediatez a pesar de las distancias. Ante un tema expuesto en un blog se suceden impresiones particulares, respuestas que aportan nuevos enfoques y muy probablemente nuevos datos desde la esfera de otros conocimientos. Tengamos presente que esta conversación relajada puede convertirse en universal…por la inexistencia de fronteras. De ahí la relevancia indiscutible de esta herramienta.

Antonio Fernández Ferrer dedica su primera reflexión del libro a esta especial circunstancia. La titula DESDE LA LEJANA CERCANÍA DE UN BLOG:

Sentir que el ciberespacio nos comprime y empequeñece,
me cautiva y estremece en lo profundo.
Pensar, en un instante de enajenado y utópico delirio,
que desde un recóndito y lejano rincón
de la costa Este australiana…
desde el angosto y atestado locutorio
de un otomano barrio periférico de Estambul…
desde el portátil que coquetea con un dry-martini
junto a la californiana playa de Malibú…
desde un pub irlandés ornado con retratos de Joyce
e impregnado de efluvios de Guinness…
un lector desconocido,
ávido tal vez de poesía en lengua española,
pueda acceder a mis versos
es algo que sigue asemejándose a un milagro.

AtMalaga 1

“Desde el puerto de la utopía” de Antonio Fernández Ferrer, es muy singular por su estructura…diferente, y sus contenidos diversos. Ha nacido de su blog que Antonio identifica con el bello y poético nombre  ENTRE LOS SAUCES. Desde este blog Antonio Fernández Ferrer defiende la libertad de expresión y de pensamiento como lo hiciera en los años 70 con su palabra, su poesía y su canción. Es la ventana electrónica que le procura el oxígeno necesario para mantener viva su firme defensa de la verdad, la esperanza de libertad, el reconocimiento y también el humor. En definitiva,  el derecho a expresarse y ser escuchado.

Un hombre como Antonio que ha vivido siempre procurando advertir la sensatez o insensatez de la sociedad, ha elegido esta herramienta de trabajo para acercarse a la actualidad, a la crítica, con su cuaderno de bitácora a modo de pequeña revista de reflexiones sobre cultura, su opinión personal sobre artículos de prensa o su opinión de protesta.

Las entradas al blog ENTRE LOS SAUCES son  pensamientos abiertos sin claves ni candados, palabras desnudas desde el afán de la colaboración. Nada hay más personal y libre que una publicación en un blog, sin interferencias de redactores jefes ni recomendaciones o “sugerencias” emanadas desde entidades estatales. Pero su libertad para escribir es tan atractiva como responsable pues quien emite los mensajes que llegan a una determinada población, es responsable de lo vertido en ellos.

Nos guste o no, los mecanismos de Internet nos acercan a todos, conocidos y desconocidos, y posibilitan el descubrimiento de seres que trabajan incansablemente por darse a conocer sus sueños a través de su obra. Atendamos pues a esos mecanismos.

Espero y deseo que el libro “Desde el puerto de la utopía” y el blog ENTRE LOS SAUCES que le ha cedido parte de sus entrañas, sean la melodía suave y sugerente de los sueños de Antonio Fernández Ferrer  y que sean ampliamente compartidos por la sociedad. Muchas gracias.»

 

Málaga, 7 de noviembre de 2014.
JOSÉ LUÍS LÓPEZ ENAMORADO

Anuncios

3 pensamientos en “Sueños con vida propia

  1. Llevaba un buen rato dando vueltas por lo Plaza de la Constitución tratando de entrar en el Ateneo de Malaga para matricularme en un Curso de Escritura y aquello estaba mas desasistido que la puerta de cualquiera de las iglesias vecinas que son muchas. Las cosas como son. Ni el Ateneo ni las Iglesias tienen público un Viernes por la tarde

    A la tercera vuelta, veo que también pretendían entrar dos hombres con pinta de juglares, maduritos con melenas al viento y guitarra al hombro. Uno de ellos además de juglar, tenía un aire de navegante. Muy poético. El otro, parecía mas un entendido en cocina, un cronista gastronómico, menos poético. Iban juntos y parecían muy amigos.

    Cuando me dijeron que a las 7 y media el navegante iba a presentar un libro y que después del libro iba a cantar y que el libro se llamaba como se llama “Desde el puerto de la utopías”…pues me invadió una inmensa oleada de ternura. Enseguida pensé aquello del alcoyano y la moral, y a punto estuve de decirles muy fuerte guapos, guapos y guapos. Me contuve y solo dije que asistiría a la presentación.

    No me entere de nada de lo que dijeron el cronista y el navegante porque estoy sorda y se me acabaron de acabar las pilas del audífono. No me importo en absoluto porque hay cosas, como los sueños compartidos, que no es necesario escucharlas. Se sienten y punto. Para mi fue genial que Antonio terminase con los acordes de su guitarra, porque la guitarra vibra mas que la voz y se siente aunque te quedes sin pila. Fue un regalo

    Estas cosas pasan en Málaga, ciudad a la que llamo La Maga porque ocurren cosas como esta. Que te encuentras un sueño tuyo disfrazado de juglar. Lo acompañas, lo escuchas, lo abrazas y te vas a casa tan contenta porque el sueño del juglar era tu propio sueño.

    Gracias, Antonio por ser como eres y un gran abrazo

    • “El navegante”, y su amigo “el gastrónomo”, te damos las gracias por tu espontaneidad y simpatía. Como dices en tu comentario “algo mágico” tuvo aquel inesperado y fortuito encuentro en Málaga. Pero lo más importante es que -a pesar de la pila de tu audífono- sintieras la verdadera magia de la música, que rompe barreras de cualquier tipo, y puede hacer el pequeño milagro de que una tarde cualquiera unos versos y “un juglar” formaran parte de tus vivencias. Espero que la lectura del libro recupere las palabras que no llegaste a alcanzar en la presentación Gracias por tu comentario lleno de sensibilidad. Y ya sabes que esta ventana a la creatividad es, a partir de ahora, también la tuya. Un placer haberte conocido. Besos, Teresa.

  2. Hola Teresa. Te saluda respetuosamente y encantado de haberte conocido, este navegante con parecido gastronómico. No andas descaminada, soy buen cocinero, soy navegante de tierra aunque mis obras hayan navegado por las ondas electromagnéticas de la televisión durante muchos años. Además, la música se convirtió en mi sombra cuando era muy pequeñito… y está presente siempre, incluso en la oscuridad. Lamento que tu audífono se quedara sin pila pero supiste reemplazar muy bien su ausencia. Además, tienes la oportunidad de leer en este blog todo lo que dije aquella noche. He tenido la fortuna de prologar el libro de Antonio y últimamente le acompaño muy gustosamente allá donde presente su obra. Por cierto Teresa, este humilde navegante gastronómico-televisivo-amigo se llama José Luís López Enamorado y también estoy en etapa de presentación de mi poemario “Se me ha caído un beso”. Te envío uno con mi agradecimiento y, por favor, no permitas que éste se destruya en el suelo. Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s