Alto el fuego

slide_364305_4126463_compressed

Tres palabras que la comunidad internacional estaba esperando como agua de mayo. Tres palabras que resumen -y pueden poner fin- a un angustioso genocidio cruel, indiscriminado e incomprensible. Tres palabras que tienen la apariencia de una orden militar ineludible: ¡ALTO EL FUEGO!

Las delegaciones de Israel y Palestina han acordado parar los ataques en las reuniones que mantienen en El Cairo, según ha anunciado el Gobierno egipcio -mediador entre ambas partes-. Desde que el 8 de julio comenzase la operación denominada Margen Protector, han muerto más de 2.000 palestinos, en su mayoría civiles, y 67 israelíes (64 de ellos militares).

El presidente palestino, Mahmud Abbas, ha sido el encargado de anunciar a los palestinos el acuerdo de alto el fuego alcanzado con Israel para Gaza y ha defendido la necesidad de mantener consultas para evitar una nueva “guerra” en el territorio costero. Abbas ha anunciado la entrada en vigor a las 19:00 horas (18:00 hora española) y ha expresado su agradecimiento a “los esfuerzos egipcios, que comenzaron hace tiempo, para intentar satisfacer a todas las partes”.

Asimismo, ha resaltado el papel de Qatar y el del secretario de Estado norteamericano, John Kerry, según informa la agencia palestina Maan. “Durante estos 50 días, hemos hecho todos los esfuerzos posibles para suministrar a nuestro pueblo lo que necesita pero no es suficiente … la gente en Gaza necesita mucho más”, ha subrayado el presidente palestino.

El acuerdo que ha permitido que cesen los bombardeos y los cohetes cruzados implica una suavización del bloqueo impuesto por Israel sobre Gaza desde 2007 y que tiene a su población al borde de la catástrofe humanitaria. El pacto estipula también la apertura de los pasos fronterizos entre Gaza e Israel de forma que permita la aceleración de la introducción de ayuda humanitaria y del material para la reconstrucción de una tierra que en 50 días ha recibido más de 5.000 proyectiles.

Además, este acuerdo establece que las negociaciones indirectas entre las dos partes sobre el resto de los asuntos pendientes continúen dentro de un mes, tras el establecimiento del alto el fuego.

Solo habremos de esperar -con paciencia y escepticismo a flor de piel- que este nuevo intento pueda implicar una solución para esa zona castigada por la intolerancia y el fanatismo, pero también por la indiferencia de muchos/as que forman parte de ese primer mundo y que no dejan de mirarse su propio ombligo.

Schalom!

As-salam alaykom!

___________________________________________

© Antonio Fernández Ferrer

Anuncios

Un pensamiento en “Alto el fuego

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s