Podemos

Tal vez aquel famoso y reivindicativo movimiento ciudadano del 15 de mayo de 2011 en el que unas cuantas decenas de personas decidieron acampar en la Puerta del Sol de Madrid, de forma espontánea, fuera el germen de una serie de protestas pacíficas que -en principio- tenían la intención de promover una democracia más participativa y por tanto alejada del bipartidismo PSOE-PP, con la sola intención de mejorar el actual sistema.

Tal vez la actual sociedad española -harta de corruptelas, de casos Gürtel, Bárcenas, Nóos, Alcorcón, etc.- haya ido pidiendo, insistentemente, estos últimos años honestidad, honradez y transparencia en la gestión de la cosa pública.

Tal vez estemos cada vez más cerca de las personas desahuciadas, de las penurias de familias enteras acudiendo a locales sociales donde poder alimentar a sus miembros, del desencanto de jóvenes cualificados que han de emigrar a otros países porque en España no tengan un futuro profesional ni siquiera cercano a medio plazo…

Tal vez, por todo lo dicho, se ha hecho necesario un radical cambio en el panorama político de este país que ha propiciado partidos, amparados en una base social y ciudadana, en los que confiar como alternativa a ese bipartidismo -lejano y preocupado por su resultadismo electoral cada cuatro años- y que a nada ha llevado y mucho ha prometido en los últimos seis lustros.

Tal vez hoy, 26 de mayo de 2014, me sienta especialmente feliz y satisfecho por ‘haber ganado’ unas elecciones en las que (junto con un millón doscientos cuarenta y seis mil españoles) puedo ir viendo una pequeña luz al final de un sombrío, triste y lóbrego túnel que, al menos, me supone una creencia y una convicción cercanas a la ilusión de un futuro esperanzador.

Pero no hemos de olvidar que este ‘brote verde’ recién nacido habrá que cuidarlo, regarlo, cultivarlo como algo muy preciado, y protegerlo de posibles depredadores que intenten manipularlo y acercarlo a ‘ficticios y prometedores vergeles’… Con humildad, perspectiva y mucho trabajo habrá que mantenerlo ajeno a ‘determinados cantos de sirenas’ para que siga dando sus frutos que pueden ser, ciertamente, necesarios y valiosos.

¡¡ P O D E M O S !!

_______________________________

© Antonio Fernández Ferrer

Anuncios

3 pensamientos en “Podemos

  1. Ojalá ese “tal vez” se convierta en un “ya os lo dije”. Demos un margen de confianza a los neopolíticos con la esperanza de que no sean abducidos por el “lado oscuro”. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s