A Gaspar Esteva Rodríguez

gaspar

Pocas palabras habíamos cruzado
a lo largo de los años,
pero sí mil y una miradas de complicidad creativa
y algunas recomendaciones puntuales
cuando, hace tiempo,
‘tomé prestado’ a tu hijo Nacho
para un intercambio en Inglaterra.

Siempre pensé
que había una especial química entre nosotros,
tal vez envuelta en esa timidez
que a los dos nos habita,
cercada por versos compartidos.

El pasado uno de febrero,
alrededor de unos Versos para el Invierno en el Calderón,
mantuvimos un largo y enriquecedor diálogo
entre las bambalinas de esa pequeña y neoclásica
‘bombonera’ motrileña.

Descubrimos (qué ingrata es la vida)
al cabo de tanto tiempo,
que ambos nos habíamos leído
y nuestra poesía tenía mucho en común.

Y por encima de todo nos contagiaban
su forma de enlazar versos y estrofas
poetas tan dispares como Juan Ramón,
Benedetti, Neruda y Whitman…

Y yo te hablé de la obra de Emily Dickinson,
como coetánea del autor de ‘Hojas de hierba’,
y cómo me apasionaba su intimismo poético…

Antes de que llegara nuestro turno en el recital
pudimos resarcirnos de los momentos
que podrían haber sido importantes
en un pasado ya irrecuperable,
y prometimos volver a reencontrarnos
para ‘canjear’ nuestros poemas…

No se nos ha permitido, Gaspar,
y sinceramente lo lamento.
Habría sido algo muy especial, estoy seguro.

_____________________

@ Antonio Fernández Ferrer

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s