Felices Fiestas…

Feliz Navidad, Felices Pascuas,
Felices fiestas, Feliz Año Nuevo…

La felicidad como saludo inequívoco
de buenos deseos y augurios
hacia personas con las que compartimos
este tránsito quebradizo,
frágil e insospechado que es la vida:
un paseo -más o menos largo y continuado-
hacia lo inevitable.

Mensajes navideños impregnados
de vocablos amables y positivos
que, al cabo de unos días, se tornarán vacíos,
sin contenido aparente,
como si perdieran, en el camino,
su énfasis primigenio y entraran,
casi sin quererlo,
en un aislado y oscuro callejón sin salida.

Tiempo de dádivas, regalos enlistados
durante semanas precedentes,
miradas de soslayo a recurrentes imágenes
del segundo y tercer mundo con las que
parecen incomodarnos algunos canales televisivos,
en los momentos más intempestivos
de la familiar y anhelada cena,
en la que apasionadamente debatimos
la frescura o no de las viandas que nos acompañan.

Renovadas adhesiones a lo absurdo que,
año tras año,
repetimos como memorizada letanía
sin darnos apenas cuenta que la realidad auténtica
queda ya muy lejana de esa ficticia felicidad
que hemos de ir acortando hasta quedarnos
con lo verdaderamente esencial:
el preciado y costoso intento por alcanzar
instantes irrepetibles de serenidad y equilibrio
con nuestras propias conciencias.

_________________________

© Antonio Fernández Ferrer, 25-XII-2013.

Anuncios

6 pensamientos en “Felices Fiestas…

  1. Muy acertado todo. No obstante, tengo la esperanza de que llegue un momento en mi vida en el que tan solo con pensar que llega la Navidad me alegre porque, sinceramente, si todos los años venideros han de ser así prefiero que sean con felicidad en estas dos semana que con angustia y tensión. No sé qué tiene esta época que tanto alegra a algunos y tanto odiamos otros. Es como esas personas que entre “coleguis” comentamos “tío, “fulanito de tal” es que es una de esas personas que o la amas o la odias”. Pues con la Navidad creo que ocurre similar, no hay punto intermedio, O LA AMAS O LA ODIAS, Y A MÍ ME TOCÓ ODIARLA.

    • Me alegro que compartamos sentimientos…Tal vez ese amor/odio provenga de las propias experiencias personales, de nuestras vivencias íntimas relacionadas con esas fechas -cargadas de hipocresía, consumismo y buenas intenciones que se difuminan al poco tiempo-. Las ausencias de seres queridos también ‘ayudan’ a que tomemos partido…en mi caso, figúrate…En fin, intentemos pasarlas lo mejor posible pero sin olvidar que estamos literalmente rodeados de personas que nos recuerdan que hay otra realidad, bien distinta a esa ficticia felicidad y alegría. Muchos besos, Ana.

  2. Yo también me uno a los que odian la Navidad, solo sirve para gastar dinero, es la fiesta más profana que hay, así que, lo del sentido ” religioso ” que dicen algunos, nada de nada, todo es gastar y gastar y hacer que todas las carencias materiales y sentimentales se sientan mas que nunca, así que… que pase ” rapidico” y fuera . Muchos besos

    • Nadie como mi cuñi Charo para abreviar los conceptos y decir las ‘cosas claricas’….Uno venga a escribir versos y versos, uniendo estrofa tras estrofa….y llega ella y en diez o quince palabras dice lo que yo en todo el poema… ¡Con un par…! Es que hay que quererla…Muchos besos, crack.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s