Folk norteamericano (II)

Como decíamos, a finales de los años cincuenta la industria discográfica logró que la música folk se comercializara. Este interés en el folk también hizo que los ‘folk clubs’ proliferaran por toda Gran Bretaña. El escocés Lonnie Donegan (1931-2002), intérprete de jazz, había combinado la música folk americana y los ritmos del rock and roll para crear el Skiffle: estilo musical con instrumentos caseros improvisados como un peine y papel, cucharillas, flautas hechas de fundas de puros habanos, etc., junto a la tradicional guitarra y acompañamientos varios. Oxford English Dictionary lo define como sinónimo de “rent party”, fiestas caseras en las que se contrataba un músico para animarlas. Donegan alcanzó éxito internacional con “The Leadbelly Song” y la canción skiffle satírica ‘Does your chewing gum lose its flavour when you put it on the bedpost over night?’ (¿Pierde sabor tu chicle cuando lo dejas en la mesita toda la noche?). La música no era muy profunda pero divertía a todos los públicos, era fácil de tocar, barata, e inspiró a muchos jóvenes a intentar hacerla.

lonnie_donegan_-_king_of_skiffle

Otros conocidos grupos británicos de skiffle fueron “The Gin Mill Skiffle Group” y sobretodo “The Quarrymen Skiffle Group” de Liverpool, liderados por John Lennon, y posteriormente conocidos como THE BEATLES.

the-beatles

La popularidad de este tipo de música abrió los ojos de los británicos hacia la idea de que podían hacer música y llegar a cualquier tipo de público. El resultado fue la explosión musical que supuso la llamada Invasión Británica en el mercado discográfico de Estados Unidos.

Cuando el músico norteamericano Roger McGuinn (Chicago, 1942) oyó a ‘The Beatles’ en 1964, él -y otros muchos miles- querían ser como ellos. También se interesó por elementos musicales folk derivados del ‘skiffle’ y, con algunos músicos afines a su estilo -entre ellos David Crosby- creó el grupo THE BYRDS y comenzaron la búsqueda de un tema que los lanzara al estrellato. Lo encontraron en la amplia producción lírica del cantautor Bob Dylan, cambiaron el tempo, añadieron voces de fondo y una intro de Bach: la canción ‘Mr. Tambourine Man’ anunciaba el nacimiento de la Canción ‘Folk-Rock’.

THE BYRDS foto

Las principales novedades que distinguen a la canción encuadrada en lo que denominamos “folk-rock” podrían ser las siguientes: letras centradas en temas universales o personales con mensaje, combinación de estilos e intérpretes que escriben y graban su propio material, utilización de instrumentos musicales novedosos: guitarra eléctrica, acústica, bajo eléctrico, percusión, acompañamiento de viento (flauta, saxo, trompeta), y otros instrumentos de cuerda como fondo (mandolina, ukelele, laúd…).

Pero el folk-rock logra aglutinar a toda una gama de tendencias que, hasta ahora, no se había producido. La llegada de avanzados medios de grabación, mesas de sonido de gran calidad, música electrónica basada, en su mayor parte, en sintetizadores y teclados multifunciones, junto a la gran avidez renovadora del cantautor estándar, y su innegable afán por abrir nuevos campos musicales, hacen que un elevado número de intérpretes-compositores se incorporen a este recién nacido folk-rock que irá creciendo hasta ir incorporando músicas que parecían haber pasado a mejor vida. Es el caso del ‘country’ con su resurgimiento en forma de “folk-country-rock”. Recordemos que el ‘rock-and-roll’ nace como tal en los años cincuenta como un tipo de música popular en la que el ‘jazz’, el ‘country-blues’ y la música llamada ‘western’ se funden en una sola, con personas como Roy Orbison, Buddy Holly, Elvis Presley y Chuck Berry, entre otros.

book-rock-around-the-clock

Por lo tanto, el número de intérpretes de ‘música folk-rock’ comienza a ser notoriamente superior al de ‘cantautores folk’ tradicionales, y también a aquellos que englobarán el grupo de ‘folk-country’. Todo ello debido a las bases instrumentales utilizadas en sus temas y a su implicación profesional y personal en una determinada ‘etiqueta’, más cercana al tipo y estilo de música con la que se identifican. Como muestra, valgan las raíces folk del recientemente desaparecido Lou Reed, que evolucionarían hasta el “folk-rock” para (en una etapa de su peculiar vida musical) llegar hasta el término que muchos críticos acuñaron, específicamente, para él y para el británico David Bowie, conocido como “Folk-Glam-Rock”. Folk-rock, a fin de cuentas.

David Bowie's 50th Birthday Celebration Concert

En cuanto a la Canción ‘Folk-Country’ digamos que se remonta a los inicios del siglo XIX con la masiva llegada de inmigrantes en Estados Unidos, llevando consigo el folklore de la Vieja Europa: antiguas baladas que se interpretan por todos el país, acompañadas de gaitas y violines, calan, especialmente en los estados sureños, por su economía agraria y su carácter conservador y, en muchos casos, religioso. Este folklore agrícola, o rural, no se inmoviliza, sino que se ve influido por el ‘Minstrel Show’ (cantantes que imitaban los cánticos de los negros), por canciones populares y por diferentes estilos musicales negros como el ‘blues’, himnos religiosos, así como la música popular de sus vecinos mejicanos. Su divulgación iba desde las fiestas populares del obrero hasta los concursos de instrumentistas, muy frecuentes a finales del siglo XIX. Surge también la figura del músico rural, casi profesional, que canta en las calles, carnavales y albergues de mineros, que deriva, a principios del siglo XX, en las primeras ‘bandas de cuerda’. Estas bandas se autoparodiaban, exagerando su imagen, y su música era llamada ‘Songs of the hills and plains’ (Canciones de las colinas y las llanuras), y más tarde se bautizaría con el nombre de ‘Country’. A comienzos de los setenta, la popularidad de la televisión hizo que la música folk-country tuviera mayor presencia, y gracias a ello hubo algunos éxitos en las listas, pero nunca llegaron a tener gran repercusión comercial, quedando relegada a un subgénero musical.

williedollykenny

Sin embargo, en 1976 resurge la figura de un antiguo activista, militante de mil y una batallas sociopolíticas, llamado Willie Nelson que, acercándose al movimiento ‘pop’, consiguió -como también lo hicieron Dolly Parton & Kenny Rogers y los cantantes Kris Kristofferson & Johnny Cash– llevar hasta lo más alto el fenómeno de ‘música country’, vendiéndose millones de discos desde entonces.

_______________________

© Antonio Fernández Ferrer. Fuentes: (1) “La canción folk norteamericana”. Editorial UGR, 2007. (2) “You Tube”. (3) “Oxford English Dictionary”.

Anuncios

2 pensamientos en “Folk norteamericano (II)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s