En el Ateneo de Málaga

Presentación del libro «MEMORIA DEL TIEMPO»
por Inés María Guzmán, Vocal de Poesía del Ateneo de Málaga

pacheco inés

Inés María Guzmán Ortega, Antonio Fernández Ferrer y Ángel Pacheco Claros en el Salón de Actos del Ateneo de Málaga                                             (29 de octubre de 2013)

“…Soy, simplemente, tu sombra cercana 
tu imagen proyectada en el espejo de la vida…”

«Somos sombras, el tiempo es una sombra, y el tiempo se difumina en los espejos de la vida…diría yo. Tener memoria del tiempo es una virtud, un don, un placer, pero también una carga, una carga sobre los hombros, sobre el pecho, sobre el corazón, una carga que a veces nos agarra por los pies, y no nos deja caminar, pero además algo que nos sujeta a la tierra, porque ahí están nuestras raíces. Lo importante es que a pesar de todo aprendamos a volar. Tener memoria del tiempo nos permite escribir, rememorar, entender que los años nos atrapan, pero la estela queda ahí, porque nos queda la memoria.

Antonio Fernández Ferrer tiene memoria, sabe cantar a la naturaleza, porque así lo hizo de niño, tiene ilusión de escribir, porque siempre lo deseó en su juventud, y sabe que plasmar sus versos es dejar constancia de su paso. Evocar, pensar, soñar…es hacer un recuento por el pasado: Hicieron del presente/ un hueco del pasado… El pasado, el presente es un todo en la vida del poeta. Somos lo que hemos vivido, pero también somos lo que soñamos. Vamos a soñar… ¿Qué sería del poeta sin sus sueños? Que no nos quiten los sueños, porque aunque ‘los sueños, sueños son’, a veces la realidad es solo una quimera. Hay que soñar despierto, porque existen malos sueños, esos que cuando despiertas agradeces infinitamente que no sean realidad.

4

Antonio Fernández, además de poeta, ha sido profesor, licenciado en Filología Moderna, y cantautor, y padre, y persona. Si, persona, eso es lo principal. Tiene un perro que adora, vive en Motril, un pueblo poético por excelencia, cerquita de Granada, y este libro lo ha publicado en Salobreña, cerquita del cielo, ahí arriba, donde se toca la luna, a la que él le canta. Ha cantado junto a Carlos Cano, Antonio Mata, Esteban Valdivieso…

Publicó los poemarios “Entre los sauces”, “Cumplida ofrenda”, “Transparencias” o “En el remanso de tu oasis”, entre otros. Estudioso de Emily Dickinson, ha publicado su tesis y varios libros sobre ella, y ha impartido conferencias, seminarios, etc. Eso y más, dice la solapa de este libro, este libro que hoy presentamos: «MEMORIA DEL TIEMPO».

Un libro publicado en una editorial andaluza, una editorial granadina, Alhulia. Una editorial que está pegando fuerte y que se encuentra como dije antes, en la misma Salobreña.

Hemos coincidido en varias cosas, así me lo hizo ver por las redes sociales, donde empezamos a ‘cocer’ este encuentro. A saber, en esta editorial, y en unos cuadernos literarios que se editaron en el ayuntamiento de esta ciudad de la mano de Miguel Ávila, poeta amigo común. Y alguna cosa más por ahí, pero sobre todo hay una corriente que nos lleva a encontrarnos, una manera de vivir la vida.

El Ateneo es otra cosa en común. Antonio Fernández Ferrer es miembro del Ateneo de Motril, y secretario de la junta de gobierno. Así que, es verdad que tenemos cosas en común, ya que la poesía tiende un arco especial.

20131029_213749

La poesía produce una sombra diferente, así lo expresa nuestro autor en el poema con el que comienza su libro «MEMORIA DEL TIEMPO», y cité al principio:

Nunca he sido,
ni soy (ni acaso sea) el que conocéis.
…Soy, simplemente, tu sombra cercana…

O en ‘Espejismo’:

He vuelto a adivinarte en la blanca línea recta
que, en noches de luna llena, se dibuja sobre el mar.

El poeta y el hombre, en su lucha. Besos, versos, espejos, paralelismos, canciones, haikus…lo sencillo, lo vivido, y lo cantado. Antonio es ‘un hombre bueno’, en el buen sentido de la palabra, y sobre todo, es ‘sentido’. Siente la Poesía, siente sus canciones, siente la vida. Porque la poesía hay que sentirla y vivirla, sin dejar de lado la técnica, las reglas, el engranaje que conforma un poema. Eso es lo difícil, no dejar nada de lado, y encima sobrevivir.

Hoy sobrevivimos a la prosa, a la prosaica, sobrevivimos en medio de los abrojos y el devenir de la estruendosa voz del anonimato de los poetas. Sobrevivimos a la ‘memoria del tiempo’ con la presentación de este libro de poemas, con los recuerdos de este poeta-cantautor, que nos adentra en los rincones granadinos, de una Granada vista por los ojos de un poeta, y los rincones de las vivencias de este hombre que escribe y canta, y también llora sus versos. Enhorabuena, Antonio. Escuchamos tu voz.»

________________________________

© Inés María Guzmán. En el Ateneo de Málaga, a 29 de octubre de 2013.

Anuncios

4 pensamientos en “En el Ateneo de Málaga

  1. Pingback: Antonio Fernández Ferrer | Editorial Alhulia

  2. Pingback: Antonio Fernández Ferrer | Editorial Alhulia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s