Sobre «Memoria del tiempo»

Extracto de la presentación del poemario «Memoria del tiempo»,
organizada por el Ateneo de Motril en la Escuela de Artes,
por Jesús Cabezas Jiménez, médico y escritor.

memoria2

«Da gusto presentar un libro de poemas como el que esta noche presentamos, sobre todo si el libro lo ha escrito un poeta y un amigo de la calidad humana de Antonio Fernández Ferrer. Me lo pidió, con exquisita timidez, este pasado verano y no lo dudé un instante, porque Antonio es de esas personas que, sin apenas darte cuenta, se te cuelan en el alma, hace cuerpo su espíritu con el tuyo, y es completamente imposible, por tanto, negarle nada.

Hay libros que son ‘impresentables’ -así, en el doble sentido de la palabra- pero este que se presenta hoy, por el contrario, da gusto presentarlo porque se trata de un libro entrañable, gratamente cercano, tiernamente estremecedor y sumamente cálido: el libro que todo poeta quisiera escribir, el libro que todo poeta quisiera leer. Ungaretti dijo -para poner de manifiesto esa ancestral rivalidad, esa antigua envidia que ha rodeado siempre a todos los que escriben poesía- que ‘los poetas no se leen, se vigilan’. Pero insisto, da gusto leer a poetas como Fernández Ferrer porque, huyendo de todo atisbo de pedantería y de pose (tan evidente a veces en algunos poetas) dice sus versos con suma humildad, con encomiable sencillez. Y canta sus versos con el corazón, como cuando pone igualmente su corazón en la voz de las canciones que nos canta y que nos regala de vez en cuando. Aunque sean los versos que otro poeta haya escrito, qué mas da. Cuando entona su voz, adaptándola con los acordes precisos a los versos de, por ejemplo, “Yo voy soñando caminos de la tarde” o de “Y yo me iré, y se quedarán los pájaros cantando…” no son Antonio Machado ni Juan Ramón Jiménez quienes declaman su poema al aire, es la voz tierna y estremecedora de otro poeta auténtico, de un poeta que siente como ellos y se emociona, junto a nosotros, con esas pequeñas cosas que rodean nuestra vida diaria y cotidiana, como en el poema de Joan Manuel Serrat. Es la voz de un poeta que canta las verdades desde la integridad moral de su propia persona y que evoca, a su manera, en el poema ‘Esos íntimos refugios’ recogido en este libro.

Es también un honor para mi, ya digo, destacar esta noche su valiosa figura, y dar a conocer desde este humilde foro, el foro que él ha elegido, su obra y sus versos. Esos versos que tanto alentó la amistad y que el amor hizo tan hondos, como destacó, con bellas palabras, el crítico literario José Lupiáñez en el prólogo a la segunda edición de «ENTRE LOS SAUCES» (1995)…

memoria9

….En el libro que hoy presentamos, «MEMORIA DEL TIEMPO», bellamente editado por Alhulia, Antonio Fernández Ferrer hace de una percepción vital cotidiana un momento ‘cercano a lo sublime’  en el poema con idéntico nombre. Hace también balance de la actividad irrenunciable del poeta en los versos ‘Perfumando amaneceres’. Nos invita al reencuentro con la amistad en los versos de ‘Reencuentros’. Usa el recurso de la aliteración de una forma admirable y desgarrada en recuerdo de su hijo en ‘Junto al mar latino’, tal como lo hiciera el mejor Umbral en su obra “Mortal y rosa”. Saca fuerzas de flaqueza en ‘Laus Deo’. Vuelve a insistir en el ‘fugit irreparabile tempus’ de Virgilio en su poema ‘Fuga del tiempo’. Evoca la intrahistoria de toda una generación de niños de posguerra en ‘Granada MCMLXII’. Sí, de toda una generación, porque, como nos confesó José Saramago, “no somos hijos de un lugar, sino hijos de un tiempo”. Reflexiona sobre los años de su infancia y adolescencia en ‘Instantes atrapados en el pasado’. Lleva a cabo un delicioso balance de la geografía sentimental de su querida Granada en los versos que conforman ‘Rincones granadinos’, y recurre a la ironía en toda la serie de poemas del libro  que componen la sección ‘Veladas ironías’ . Ejerce de cronista de la soledad del anciano en ‘Relato de la infortunada evidencia’ , y juega, en fin, de forma ingeniosa y palindrómica con las palabras en ‘Relato de los nueve versos frente al espejo’.

Así pues, como decíamos al principio, hay libros que resultan impresentables, pero precisamente éste -que nos reúne hoy- por contra, da gusto presentarlo. Enhorabuena al autor y muchas gracias a todos por vuestra presencia.»

© Jesús Cabezas Jiménez. Motril, 8 de octubre de 2013

Anuncios

3 pensamientos en “Sobre «Memoria del tiempo»

  1. Pingback: Antonio Fernández Ferrer | Editorial Alhulia

  2. Pingback: Antonio Fernández Ferrer | Editorial Alhulia

  3. Pingback: Antonio Fernández Ferrer – Editorial Alhulia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s