Sostres: indecentemente mediocre

He procurado ignorar ciertos comentarios, salidas de tono, incongruencias a mansalva de un ‘personajillo’ que pulula por determinados medios de comunicación de este país nuestro…pero no me es posible quedarme indiferente ante tanta tropelía y sinrazón del individuo en cuestión: Salvador Sostres Tarrida. También soy consciente que toda referencia a este impresentable puede jugar a su favor, pues de alguna forma se le está dando cabida en ciertos foros. Tal vez eso es lo que pretende…pero ya me da igual. De hoy no pasa que, por mi propio desahogo personal, intente desenmascarar a este fantasmón.

Natural de Barcelona, estudió un curso de periodismo en la Autónoma de esta ciudad, abandonando a continuación sus estudios universitarios…pero se autoproclama ‘periodista’, y algunos ‘profesionales’ de Ciencias de la Información amparan este uso fraudulento de su encomiable oficio y comparten mesas de coloquio con él. Es lamentable, además, que un periódico como EL MUNDO cuente con este ‘señor’ como colaborador semanal: otro de los ‘patinazos’ a los que nos tiene acostumbrados su propio director, Pedro J. Ramírez, que no son pocos.

Toda persona que me conoce sabe que me siento muy ligado a la canción de autor y a cualquier manifestación músico-literaria, proceda de donde proceda. Pues bien, no imaginaba que mi capacidad de asombro ante lo inaudito de un pseudo-artículo sobre un cantautor, iba a llegar a los límites de la indignación.

Fue cuando leí que Sostres afirmaba (refiriéndose al admirado José Antonio Labordeta, al día siguiente de su fallecimiento): “Su ruralismo de mochila y botas es precisamente lo contrario de lo que necesita España, que ya ha tenido bastante de perder el tiempo mirando árboles y se tiene que poner de una puñetera vez a trabajar. Todo ese gusto por lo rural y por el contacto con la naturaleza no lleva a nada bueno” (EL MUNDO, ‘España después de Labordeta’).

También en el blog con el que ha sido ‘obsequiado’ por EL MUNDO hacía una analogía de la situación que se vive en el Sahara, con la situación de Cataluña y el País Vasco. Sin duda una falta de respeto para vascos y catalanes. (‘Hoy el Sahara, mañana Cataluña’)

Y un artículo en lengua catalana, acerca de la derrota electoral del PSOE en las elecciones del 20N, ‘creando una historieta militarista’ donde viola analmente a una mujer socialista diciendo “A una socialista siempre hay que vejarla, siempre hay que darle escarmiento”. Para finalizar con: “Después de diez años, os volvimos a encular”, en referencia a la victoria del partido CiU sobre el PSOE.

Por último, y más recientemente, en ese otro ‘foro de cultura y objetivismo periodístico’ llamado “El Gato al Agua” de INTERECONOMÍA se ha despachado con frases como: “El lujo en los restaurantes es un concepto masculino…Una mujer no debería entrar en un restaurante de más de 100€…”

Este es el ‘preclaro prohombre’ que pasea sus inmundicias, su mal gusto y su mediocridad por platós de televisión y páginas de prensa, llevándose a casa píngües beneficios y prebendas procedentes de la mayor parte de los bolsillos de los españoles.

Anuncios

Un pensamiento en “Sostres: indecentemente mediocre

  1. Pingback: Con mitra y báculo de barro | Entre los sauces

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s